Neus González

Beneficios de una amistad verdadera: claves para disfrutar de las relaciones

¿Has dicho o escuchado estos comentarios alguna vez? Yo no necesito amigos, no me fio de nadie, mejor solo que mal acompañado… si es así, permíteme decirte que estás cometiendo un error. Sigue leyendo para saber por qué.

Los amigos son la familia que uno elige

Elegir bien a nuestros amigos es fundamental para lograr un equilibrio en nuestra vida: la amistad verdadera alimenta nuestras relaciones, potencia valores como la lealtad y hace crecer nuestra confianza en nosotros mismos, en los demás y en el ser humano.

Jim Rohn dice que somos la media de las cinco personas con las que nos relacionamos y más tiempo pasamos.

Las relaciones sanas personales y los amigos son una fuente de bienestar, siempre que nos aporten emociones positivas, sean mutuas y en armonía. Pueden impulsarnos, aportarnos energía, compartir ilusión e incluso fomentar nuestro crecimiento personal.

En ocasiones, especialmente si no tenemos unas buenas relaciones con nuestros familiares, los vínculos que se establecen con los amigos pueden incluso sustituir las relaciones familiares y ser fundamentales para nuestro equilibrio emocional.

La ciencia ha demostrado que rodearse de personas que nos aporten ilusión, momentos de disfrute y emociones positivas influye en nuestra felicidad.

Claves y reflexiones sobre la amistad:

  • La relación fluye con naturalidad, no hay que “forzarla”
  • Existe una buena relación, os lleváis bien y hay equilibrio
  • Sientes que eres tú mism@ sin necesidad de mostrarte de manera diferente
  • Te sientes bien cuando te relacionas con ell@s (te gusta conocer sus novedades, leer sus mensajes, escuchar su voz)
  • Os gusta pasar tiempo junt@s y es mutuo. Aunque a veces quedamos con nuestros amigos menos de lo que quisiéramos, cuando nos encontramos es tiempo de calidad y de disfrute para ambos.
  • Hacéis planes junt@s (esto no siempre ocurre por diferentes circunstancias: compromisos profesionales u obligaciones familiares, distancia física, etc.)
  • Te alegras por sus éxitos y sus logros, por su felicidad
  • Compartes desinteresadamente y eres generos@ y es recíproco: los buenos amigos están en las buenas y en las malas
  • Compartes tus emociones y comunicas tus alegrías y tus penas
  • Cuando tienes algo nuevo que contar, estás deseando compartirlo con él o con ella
  • Habláis de proyectos de futuro, de sueños
  • Te gusta escucharlos y valoras sus opiniones, consejos y puntos de vista, aunque sean diferentes a los tuyos.
  • Tenéis cosas e intereses en común. Aunque seáis muy diferentes, puede que tengáis los mismos valores o una filosofía de vida similar.
  • Hay respeto recíproco
  • Te gusta su forma de ser, aunque sea muy diferente a la tuya
  • No te sientes juzgado, es una relación libre de juicios, con empatía
  • Tienes y tienen tiempo para ti, y si no lo hay, se encuentran vías de comunicación (mensajes de audio, e-mails, cartas…)
  • Se acuerdan y te acuerdas de acontecimientos importantes
  • Depositas tu confianza en ellos y te sientes mejor cuando hablas de temas importantes para ti, hay desahogo emocional que te ayuda a comprender tus emociones.
  • Son leales y sinceros, relaciones honestas, no habláis mal a vuestras espaldas.
  • Es una relación sincera y desinteresada, incondicional, puedes contar con tu amigo-a cuando lo necesitas, y él contigo

Para el gran filósofo Aristóteles, la amistad era una virtud clave para el buen funcionamiento de la sociedad. Hablaba de tres tipos de amistad, la amistad de utilidad, la amistad por placer y la amistad verdadera, intencional, que incluso puede llegar a durar toda la vida. “Aquellos que persiguen los honores, son amistosos antes con los aduladores porque estos les despiertan la impresión de que son queridos y al mismo tiempo superiores. En cambio, los amigos por placer no buscan sacar provecho alguno más allá de compartir experiencias placenteras.”

 ¿Cómo son tus relaciones de amistad? ¿Son verdaderas? Espero que así sea y si sientes que no, ha llegado el momento de buscar personas que te ayuden a recuperar tu confianza y sentir que la amistad puede ser auténtica y sincera. Encontrar buenos amigos no es tarea fácil y requiere por nuestra parte que cuidemos las relaciones.

Neus González

Mi nombre es Neus González. Soy mamá y emprendedora, apasionada de la vida y del aprendizaje, muy curiosa y optimista por naturaleza, siempre veo el lado positivo de las cosas. Mis áreas de especialización son la inteligencia emocional, emociones positivas, fortalezas personales, optimismo, motivación, asertividad, autoestima, bienestar, felicidad y mucho más.

Licenciaturas y máster:

  • Licenciada en Psicología por la Universitat de Barcelona.
  • Máster en Inteligencia Emocional por la Universidad de Málaga. Laboratorio de emociones.
  • Máster en Psicología positiva aplicada (MAPPA). Universitat Jaume I.
  • Miembro de: Colegio Oficial Psicólogos Andalucía Oriental. Psicóloga colegiada.

Por donde pases deja huellas, no cicatrices